04 junio 2005

Crónica de un asesino anunciado

El hecho de que Santiago Nasar se cogió a la Angela reposa exclusivamente en la declaración espontánea de ella. Por supuesto, ni el horario de él, ni la condición social de ambos, ni los itinerarios planificados, de él como de ella, hacen que esta versión de los hechos tenga ni una pizca de verosímil. Queda claro que la Angela delató a Santiago para proteger a otro, y se le ocurrió pronunciar su nombre porque le hubiera gustado que fuese él. Pero él no fue.
Entonces: ¿quién se cogió a la Angela? Considerando Crónica de una muerte anunciada como un remake de Fuenteovejuna, yo diría que el pueblo entero. Recordando a Los Hermanos Karamazov, diría que Smerdakov no fue. ¿Entonces quién?
Angela lo dice. Pero lo dice de una manera muy ambigua. "Fue mi autor".
¡ Pucha!
¿Quién sabe qué es un autor?
Una versión inmediata, básica, consistiría en considerar que podría tratarse de su padre (mi autor = el autor de mis días). El problema es que, aunque concebible en la realidad, nada en la novela permite suponerlo.
¿Quién es el enigmático personaje al que Angela llama "mi autor"? A mi parecer, el único "autor" de Angela, su único "creador", es un tal Gabriel García Márquez.
Ufff me dirá Usted, usted está efectuando una transgresión, está metiendo el autor "del otro lado del espejo". No. No lo hago yo. Lo hace él, al apellidar Márquez a uno de los personajes aludidos en la novela.
No quiero volver al estereotipo según el cual un autor siempre pondría la punta de la nariz en lo que escribe. En el caso de García Márquez, la voluntad de "introducirse" en la novela es indudable. Se alude a un Márquez (que hubiera podido apellidarse Hernández, pero no, se llama Márquez).

Yo siempre creí que el que se había tirado a la Angela era el propio García Márquez, partiendo de dos argumentos:
1. No pudo cogérsela otro.
2. El único que pudo matar al viejo Karamazov no era Smerdiakov sino el propio Dostoyevski.

Yo diría que la publicación, casi cuarto de siglo después, de Memoria de mis putas tristes, novela a mi juicio lamentable por cualquier lado que se tome, confirma mi lectura. El viejo de la última novela de GGM cada noche coge virtualmente con una muchachilla.

El hecho de que, 22 años antes, a Angela se le hubiero cogido "su autor" lo confirma.